Viernes, 10 febrero 2006
Punto fuerza 3

EN DEFENSA DE LA VIDA Y DE LA FAMILIA
Imagen
El hombre es, para nosotros, la base de todo sistema pol?tico, econ?mico y social. Ese hombre es portador de valores que es preciso proteger y defender. Por ello consideramos la dignidad humana, la integridad del hombre y su libertad como valores intangibles. Asumimos, en esa l?nea, la trascendentalicidad del hombre y la necesidad de hacer concorde su vida con ella.

Creemos en el matrimonio y la familia como elementos vertebradotes de la sociedad, por lo que defendemos el establecimiento, para su defensa y difusi?n, de pol?ticas preferenciales.

Creemos en la afirmaci?n del Derecho a la Vida por encima de la ?filosof?a de la muerte? que hoy se difunde, por lo que defendemos la puesta en marcha de pol?ticas preferenciales a favor de la maternidad.

Preferencia familiar

El modelo familiar ha sido objeto de un largo proceso de erosi?n y menosprecio. La ruptura de los v?nculos familiares, la disgregaci?n interna de la familia, acuciada por los problemas de falta de tiempo y comunicaci?n para su estabilizaci?n y desarrollo, la ca?da del n?mero de matrimonios, el constante retraso en la edad media de los matrimonios - derivado de la falta de una estabilidad econ?mica m?nima para formar una familia-, la sustituci?n de los mismos por la cohabitaci?n han sido factores esenciales en la desestructuraci?n de la sociedad y en la ca?da de los ?ndices de natalidad.

No siendo ajenos a la realidad social en que nos toca movernos, el Frente Espa?ol quiere desarrollar pol?ticas de discriminaci?n positiva en este ?mbito, Pol?ticas de Preferencia Familiar. Preferencia, porque para el Frente Espa?ol la familia cumple, al menos, tres funciones esenciales para la edificaci?n, estabilidad y mantenimiento de una sociedad:
1?) Asegura la existencia de una sociedad en la que vivan nuestros hijos y nuestros nietos.
2?) Transmite, a trav?s de la educaci?n, las reglas de vida en sociedad y los valores fundamentales de la vida.
3?) En una sociedad cada vez m?s individualistas, cada vez m?s rota y distante, el c?rculo familiar es la mejor escuela para el mantenimiento y desarrollo de la idea de solidaridad. Idea indispensable para la vida de la colectividad.

Entendemos que una pol?tica de preferencia y revitalizaci?n del modelo familiar que, adem?s, dote de los medios econ?micos necesarios y de un apoyo real a quienes quieran hacer fructificar las ramas de olivo con la llegada de numerosos hijos asegurar? tanto la estabilidad de la sociedad como el necesario reemplazo generacional, que con las pol?ticas actuales resulta imposible. S?lo el fortalecimiento del modelo familiar tradicional y la ampliaci?n del n?mero de familias numerosas lo har? posible.

Por todo ello el Frente Espa?ol defiende la aplicaci?n de Pol?ticas de Preferencia Familiar, lo que conlleva el desarrollo de una legislaci?n favorable a la vida, de una legislaci?n favorable al matrimonio, a las familias numerosas y a las madres de familia. En la misma l?nea, la Ley, en todos sus dominios, deber? pronunciarse a favor del matrimonio y no en su detrimento. Tanto a nivel fiscal como social debe producirse un importante viraje jur?dico con respecto a toda norma que cree una situaci?n de igualdad o de perjuicio entre los matrimonios leg?timos y las cohabitaciones.

Preferencia por la vida

Espa?a, como tantos otros pa?ses, del espacio desarrollado presenta un claro d?ficit demogr?fico que impide la necesaria renovaci?n generacional. Mientras Espa?a necesita nacimientos, mientras la naci?n demanda un incremento de la natalidad, el Estado financia por un lado la muerte y deja de prestar ayudas reales a quienes desean tener hijos.

En los ?ltimos a?os hemos asistido a la imposici?n de un discurso materialista y hedonista, combinado con la permanente devaluaci?n de la imagen de la madre de familia consagrada a sus hijos, que ha conseguido la reducci?n del papel de la madre a un absurdo, proscribiendo las diferencias de funciones entre el hombre y la mujer. Esta actitud viene a intentar negar la realidad biol?gica y cultural que da a la mujer una responsabilidad particular en la procreaci?n y la educaci?n de los hijos. Con este discurso, enmascarado en el discurso feminista de la realizaci?n de la mujer, ?nicamente a trav?s del salario femenino, se ha promocionado la incompatibilidad entre la mujer madre y la mujer que trabaja. Es absurda esta falsa oposici?n creada entre la madre en el hogar y la madre asalariada. Lo que hay que hacer es crear las condiciones favorables para que tanto la madre en el hogar como la madre que trabaja, en libre decisi?n, puedan tener y criar a sus hijos sin que esto suponga perjuicio o discriminaci?n alguna.

Es necesario aplicar pol?ticas de Preferencias por la Vida y la Familia que faciliten la coexistencia de una actividad profesional y de la maternidad mediante sistemas de contrataci?n espec?ficos que permitan compatibilizar los tiempos sin detrimento para ambas realidades (trabajo y maternidad); pol?ticas laborales que, en funci?n de las condiciones espec?ficas de la mujer, permitan que el trabajo y las condiciones del mismo sean adecuados y nunca incompatibles con los deberes de madre; tratamientos fiscales favorables para las familias cuya madre permanezca en casa cuidando a los hijos, bien sea de forma temporal o definitiva; establecer el denominado ?periodo de educaci?n de los hijos?, que pueda cubrir hasta los tres a?os, con reserva del puesto laboral; es preciso, tambi?n, revalorizar el estatus de la madre en el hogar instaurando el llamado salario maternal o ?salario del beb? incrementando, hasta niveles significativos, las cantidades deducibles en el pago de impuestos por cada hijo hasta finalizar la edad escolar; desarrollo e implantaci?n del salario familiar que se establece en funci?n del n?mero de hijos y en funci?n de los ingresos de la unidad familiar.

Especial atenci?n merecen las familias numerosas. ?stas son las v?ctimas silenciosas de un sistema fiscal y social que es cada vez m?s desfavorable para las familias numerosas, que rozan hoy la proletarizaci?n. El advenimiento del tercer hijo hace que la mayor?a de las mujeres tengan que dejar de ejercer una actividad salarial, suponiendo una merma considerable en su nivel y calidad de vida. El tercer hijo supone, hoy por hoy, un sacrificio inmenso para la mayor?a de las parejas que quedan situadas en los niveles de simple subsistencia.

El Frente Espa?ol, que dentro de su pol?tica de Preferencia por la Vida y la Familia quiere defender una pol?tica de preferencia por las familias numerosas, propone que, adem?s de los beneficios generales, las madres que consagren todo su tiempo a la educaci?n y cuidado de sus hijos dentro de las familias numerosas sean compensadas con un salario digno, proporcional al que encontrar?an en el mercado laboral. Independientemente de ello, deber?a realizarse una completa revisi?n de las diferentes ayudas que estas familias reciben de los servicios p?blicos (educaci?n, transporte, vacaciones, impuestos?), aplicando, para ello, conceptos de discriminaci?n positiva.

Finalmente, siendo conscientes de que el Estado est? financiando pol?ticas de muerte, y siendo consecuentes con nuestra idea de Preferencia por la Vida, consideramos necesaria la supresi?n de la actual Ley del Aborto, dedicando, adem?s, esos medios a la lucha por la vida, la reforma y aplicaci?n de los programas de adopci?n y la creaci?n de un fondo general de ayuda para madres solteras, madres con hijos discapacitados, etc.


COMENTARIO:
Pr?cticamente, poco se puede a?adir a este punto, pero me voy a permitir algunos incisos:
1) Debe quedar claro, de forma meridiana, que la defensa de la familia de tradici?n cristiana est? por encima de cualquier otra consideraci?n, llamada hoy progresista, como pueden ser las parejas de hecho o entre homosexuales. Se respetar? como a personas, pero no se derivar? ninguna ayuda, prebenda o subvenci?n a otro tipo de pareja o familia que no sea la cristiana.
2) Las familias separadas o divorciadas ser?n atendidas, siempre favoreciendo la estabilidad y cuidado de los hijos, velando los poderes p?blicos, con las leyes adecuadas, para que no se d? el bochornoso espect?culo actual de utilizar los hijos como moneda de cambio.
3) No se utilizar?n en ning?n caso los servicios de Sanidad P?blica para realizar cambios de sexo, o pr?cticas por el estilo.
4) La atenci?n continua a la madre, quiera o no tener a su hijo, debe ser una forma normal de actuar, buscando la adopci?n del hijo no deseado.
5) La Educaci?n, de nuevo, es fundamental, para evitar comportamientos contrarios a la moral y buenas costumbres, que sin obligar a nadie a creer en lo que no quiera creer, deben orientar a los j?venes hacia las ideas de amor, servicio y ayuda a los dem?s.

S?lo en casos extremos de peligro de la vida de la madre y el ni?o, se estudiar? la intervenci?n contra el curso de la naturaleza en cualquier embarazo.

Las ayudas a familias de inmigrantes ilegales deben dedicarse a la ayuda en sus pa?ses de origen, por medio de env?o de recursos, controlados por organismos internacionales, que les sirvan para aprender a cultivar y a cuidar del ganado y para los m?s adelantados la instalaci?n de industrias, que supongan puestos de trabajo. Y si los lugares de donde huyen, est?n gobernados por tiranos, favorecer la ca?da de estos.
?ARRIBA ESPA?A!?POR EL FRENTE ESPA?OL!
Publicado por Lanzas @ 19:35  | COMENTARIOS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios