Domingo, 15 noviembre 2009

José Antonio y practicamente todos los fundadores de FALANGE ESPAÑOLA y las JONS fueron asesinados por el odio marxista-leninista que se desató en ESPAÑA por los coreógrafos de la II República.

 Como hemos explicado muchas veces, los falangistas se pusieron al lado del fallido golpe militar de los generales Mola, Franco y Saliquet porque era la única forma de rescatar a España de la tiranía comunista. El fallido golpe se transformó en una Guerra Civil, que por supuesto, los falangistas no querían y José Antonio, sino hubiera sido por esa saña asesina hubiera podido hasta parar. No respetaron su vida, aunque de forma harto probada no intervino de forma directa ni el golpe, ni en la muerte de nadie. Los culpables de su muerte fueron los que le asesinaron en Alicante.

 Onésimo Redondo, considerado el número dos de José Antonio desde su encarcelamiento en marzo del 36, como Manuel Hedilla, como absolutamente todos los falangistas se pusieron a la obra de vencer al comunismo.

 Todos fueron asesinados de forma progresiva y rápida, unos en la lucha, otros en las cárceles sin posibilidad de defensa.

 Aunque está claro para todos los falangistas que los acontecimientos sucedidos durante el Régimen del general Franco no fueron encaminados a instaurar un Sistema Nacionalsindicalista, al menos se evitó la tortura y posiblemente total aniquilamiento de FALANGE ESPAÑOLA por parte del Sistema comunista, y además se llevó a los trabajdores en España a unos niveles de Seguridad Social inimaginables hasta entonces y gracias a falangistas ayudados por los defensores del Régimen.

 La restauración de la Monarquia Borbónica ha resultado ser el mayor retroceso en la concordia entre españoles, al permitir la descomposición del Estado que debería velar, pero aún así es la única referencia de UNIDAD. Somos republicanos, pero no republicanos de una REÚBLICA NACIONAL, no de una república sin principios cristianos y de odio.

El que se quiera emparejar las figuras de Franco y José Antonio no es nada nuevo, porque seguramente sin la concurrencia de ambas figuras, el Régimen de Franco se quedaría sólo en Dictadura. El problema es que ante la descomposición, ya casi total, del Estado español es necesario combatir con las armas del Sistema al propio Sistema. Por eso es imposible, porque aquí estarán de acuerdo los de FA, el llegar a tener una parcelita de poder sin violencia, sino es por medio de las urnas. Por eso no se debe desdeñar las alianzas con otas fuerzas patrióticas y recuedo una vez más que fue JOSÉ ANTONO el primero en promover un FRENTE NACIONAL ante el frente popular destructor. No le hicieron caso y acabó en guerra.

 ¿No se debería intentar reconducir a todos los patriotas a un FRENTE ESPAÑOL en el que se pusieran los puntos mínimos, pero dignos para ESPAÑA, sobre la mesa y que ya están suficientemente tratados?

 ¿No se dan cuenta los "puros falangistas" de FA de que aislados, sin medios, sin recursos apenas y ante la unidad cada vez más creciente de los enemigos de España  no tenemos nada que hacer en cualquier confrontación electoral si seguimmos como seguimos?

 ¿No se debe querer que primero sean los españoles, antes que los foráneos, en encontrar trabajo en nuestra patria?¿Es esto ser xenófono? Del racismo no tengo nada que decir, porque me parece absurdo.

 La Revolución Nacional que pretendemos se podrá realizar cuando exista un ESTADO ESPAÑOL, mientras es totalmente utópico y es más cavaremos nuestras propias tumbas si seguimos por este camino.

 Tenemos por seguro que JOSÉ ANTONIO no quería ni querria el enfrentamiento entre españoles. Pero en todo momento tomó y tomaría partido: ESPAÑA


Publicado por Lanzas @ 11:56  | COMENTARIOS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios