Lunes, 04 enero 2010

 Estoy de acuerdo. FALANGE ESPAÑOLA no debe renunciar a su pasado. La cuestión es que José Antonio quiso perfilar un MOVIMIENTO POLÍTICO genuino de ESPAÑA. Deseaba unificar las JONS de Ramiro y Onésimo, que eran de claro origen fascista con la CNT, anarquista y sindicalista, de las cuales esperaba y casi lo consigue, una especie de "nacionalización" a la española.

 Su vida pública política al frente de FALANGE ESPAÑOLA apenas fue de tres años. Es un tiempo insuficiente para concretar aún más y lograr la gran FALANGE ESPAÑOLA que soñaba. Es inútil y estéril el seguir, en 2010,  discutiendo que si somos más fascistas que sindicalistas. La realidad es que ESPAÑA necesita de todos los que aman a ESPAÑA y se resisten a que un puñado de traidores, coreados por unos estúpidos que no saben nada de nada, más que comer y dormir, estén destruyendo el gran legado de tantas generaciones de españoles.
¿Cómo evitarlo? La única forma viable es uniendo todas las fuerzas patrióticas en una gran coalición y actuar de forma conjunta. Pero el problema en este país es muy grande, porque algunos se resisten a dejar de ser "caudillitos" y otros miran sólo lo que en un futuro, que posiblemente ya, a este paso, ni exista, no estemos de acuerdo en como acometer el nuevo Estado.

 Las derechas tradicionales, desde luego, sobran en este cometido, así como las izquierdas marxistizadas. Lo que hay que hacer es rescatar a los españoles de sus garras ofertándoles la ilusión de participar en el resurgir de ESPAÑA.

 Mientras no se consiga esto, seguiremos inténtandolo, pero me temo lo peor.

 Saludos a todos y ¡ARRIBA ESPAÑA!


Publicado por Lanzas @ 18:07  | DOCTRINALES
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios