Jueves, 09 junio 2011

?

LA JUSTICIA SOCIAL COMO META

Creemos firmemente que la econom?a debe estar al servicio del hombre. Al Estado corresponde hacer efectiva esa realidad para lograr un orden social justo, no olvidando que el Estado es tambi?n un medio y no un fin. La mejora continua de los niveles de vida de los espa?oles es obligaci?n de cualquier gobierno justo y moderno. Situados en el ?mbito del mundo occidental, rico y desarrollado, afirmamos que existen condiciones objetivas que permiten que las mejoras sociales alcancen a la totalidad de la poblaci?n, no quedando limitadas a determinados sectores, por amplios que pudieran parecer, de la misma.

Garantizar la existencia de un orden social justo obliga al Estado a intervenir con firmeza en la pol?tica econ?mica y social, haci?ndolo desde el principio rector del sometimiento de la econom?a a la justicia, al hombre, para invertir la situaci?n actual que supone el sometimiento de todos al poder econ?mico-financiero.

Hablar de Justicia Social no es conformarse con la existencia nominal de toda una serie de derechos te?ricos proclamados, sino hacer reales y posibles, a trav?s de actuaciones positivas, esos mismos derechos de que todos los espa?oles deben disfrutar. Creer que la Justicia Social se alcanza con la proclamaci?n te?rica de la igualdad supone, al contrario, consagrar la m?s profunda de las desigualdades. Tratar de forma igual, desde un punto de vista simplemente te?rico, a quienes son en la realidad diaria profundamente desiguales es radicalmente injusto.

Bajo la aparente riqueza, bajo la aparente igualdad, nos encontramos con la imagen de la Espa?a real oculta bajo la hojarasca de la propaganda. Hoy, el 70% de los espa?oles manifiesta su descontento por no poder acceder a lo que hoy se consideran necesidades reales para mantener una calidad de vida digna. Hoy, ocho millones de espa?oles viven en la pobreza o en los l?mites de la misma. Hoy, una gran parte de las familias espa?olas se ven imposibilitadas para alcanzar con sus salarios a cubrir los gastos mensuales familiares. Consideramos que mantener esta situaci?n es, adem?s de escandalosa, inadmisible. Por ello, el Frente Espa?ol propone una intervenci?n audaz, directa, sobre los problemas introduciendo los cambios que fueren necesarios para ponernos en el camino de la rectificaci?n, acabando con situaciones de privilegio.

Esa pol?tica en aras de la Justicia Social, que exige la colaboraci?n y el sacrificio de todos, estar? guiada por la aplicaci?n de lo que denominamos la ?Tabla de Derechos de los Espa?oles?. M?nimos para corregir el rumbo de Espa?a; m?nimos con los que nunca nos sentiremos conformes pero que servir?n para asentar las bases de un orden social m?s justo que, de verdad, sin eufemismos ni demagogias, alcance a todos los espa?oles.

La Tabla de Derechos de los Espa?oles

- Sanidad ?ntegra para todos los espa?oles.
Todo espa?ol tiene derecho a la salud, lo que implica la cobertura total de la asistencia sanitaria. La red sanitaria debe cubrir la totalidad de las necesidades del ciudadano, incluyendo aquellas que en la actualidad quedan en manos privadas. Al mismo tiempo, la atenci?n sanitaria debe prestarse en las mismas condiciones de dignidad y seguridad para todos los espa?oles, sin distinciones discriminatorias entre lo p?blico y lo privado. Esto se traduce en el incremento de las ratios paciente/m?dico/cama hospitalaria. No se puede garantizar la igualdad ante la enfermedad cuando existe una sanidad de primera y otra de segunda, cuando se mantiene la demora ante la necesidad de la asistencia. La mejora de la calidad de la atenci?n sanitaria debe ser una constante.

- La Educaci?n al alcance de todos los espa?oles
Todo espa?ol tiene derecho a recibir una Educaci?n B?sica de calidad que el Estado debe garantizar mediante una red de Centros P?blicos, que cumpla realmente con las condiciones m?nimas que establecen las leyes, estableci?ndose la gratuidad absoluta hasta los diecis?is a?os y manteniendo el derecho de los padres a decidir en la educaci?n de sus hijos.
Una pol?tica adecuada de becas debe garantizar la completa formaci?n de los ciudadanos, en un segundo nivel, para adquirir la formaci?n profesional o acad?mica necesaria. Al mismo tiempo, un buen expediente acad?mico debe ser, para un espa?ol, aunque sus niveles econ?micos lo impidan, un tal?n en blanco que le permita acceder a todo tipo de estudios.

- La vivienda como derecho
La vivienda es un derecho proclamado y constantemente conculcado. El Estado debe desarrollar una pol?tica de vivienda que permita el acceso a la misma para todos los espa?oles. Para hacer efectivo el derecho a una vivienda digna es necesario proceder al abaratamiento del suelo; impedir los movimientos especulativos tanto de las constructoras como de quienes la utilizan, durante o una vez construida, para obtener beneficios que repercuten negativamente en el mercado (la vivienda es un derecho y una necesidad y no un negocio); desarrollar una pol?tica crediticia nacional fuerte; controlar los intereses bancarios en los pr?stamos hipotecarios que al mismo tiempo deben ser clarificados y regulados. El espa?ol no puede pasar una parte importante de su vida siendo m?s esclavo de su casa que due?o de la misma.

- Derecho al trabajo y primac?a del empleo estable
El Trabajo es al mismo tiempo un derecho y un deber. La lucha por el pleno empleo debe ser un objetivo prioritario para el Estado. Quien realiza su trabajo correctamente tiene derecho a un empleo estable que le permita afianzar y estabilizar su vida familiar y social. Es el logro de ese derecho el acicate efectivo que permitir? al trabajador esforzarse en su puesto laboral, lo que contribuir? a su dignificaci?n personal y laboral, repercutiendo, al mismo tiempo, en la mejora de la empresa y en el fomento del empleo. Estar a favor del empleo estable significa estar en contra del despido libre, estableci?ndose, adem?s, un sistema de protecci?n legal, r?pido y eficaz, para evitar cualquier posible abuso del despido con indemnizaci?n. Establecer, tambi?n, con claridad las normas que permitan, en aquellos puestos de trabajo que por sus caracter?sticas sean necesariamente temporales, el despido. Facilitar el despido de quienes no cumplan con las obligaciones de su puesto laboral y, en contrapartida, incrementar las indemnizaciones al trabajador en caso de despido improcedente, entregando la opci?n entre readmisi?n o indemnizaci?n al propio trabajador afectado. Establecer controles sobre las grandes empresas, sobre todo en los sectores bancarios y de las grandes multinacionales, con respecto a la situaci?n laboral de sus trabajadores para evitar el abuso de la reiteraci?n de los contratos temporales para cubrir puestos que en realidad son puestos de trabajo estables. La situaci?n de desempleo no debe ser aceptada como una realidad inevitable. El pleno empleo es posible en las sociedades desarrolladas. Los sistemas de prestaciones contribuyen, sin quererlo, en muchas ocasiones a mantener situaciones de desempleo. El sistema del INEM exige una profunda renovaci?n. Estamos a favor del establecimiento de un subsidio ?nico de desempleo, situ?ndolo por encima del Salario M?nimo Interprofesional, y que tenga presentes los condicionantes espec?ficos de cada desempleado.

-Elevaci?n de los subsidios y pensiones de jubilaci?n
Es de justicia prestar la necesaria ayuda a aquellos que por su situaci?n est?n imposibilitados de forma permanente y definitiva para realizar cualquier tipo de trabajo o ?ste tenga un car?cter casi simb?lico. En la actualidad son los subsidios los que cubren estas contingencias. Ahora bien, en la mayor?a de los casos no son sino meras ayudas o complementos en relaci?n a las necesidades reales de estos sectores de la poblaci?n. Es deber de todos contribuir a garantizar una vida digna a estos espa?oles lo que significa el incremento de estos subsidios. El Estado debe garantizar para todos los espa?oles que lo necesitan la necesaria Asistencia Social.

El sistema de pensiones espa?ol demanda una profunda reforma y renovaci?n.
La jubilaci?n se est? traduciendo en un incremento de las desigualdades sociales. La mala gesti?n de los fondos de la Seguridad Social en las ?ltimas d?cadas, derivando las partidas presupuestarias de las pensiones hacia otros cap?tulos, ha impedido a muchos espa?oles una jubilaci?n digna como justa compensaci?n a los a?os de esfuerzo y de trabajo. El incremento de las pensiones es una prioridad, pero ?ste debe producirse desde unos m?nimos que permitan comenzar a corregir las situaciones de desigualdad. Exigimos el establecimiento de una pensi?n de jubilaci?n m?nima para todos los espa?oles que deber? estar en consonancia, al menos, con el Salario Medio Interprofesional. A partir de este m?nimo se introducir?n mecanismos positivos de correcci?n en funci?n de los a?os cotizados. Al mismo tiempo, en funci?n del patrimonio y de la cuant?a global de las pensiones que se perciban se establecer?n derechos de reducci?n en la utilizaci?n de servicios p?blicos, medicamentos, transportes, ayuda domiciliaria? El Sistema de pensiones de la Seguridad Social no es un seguro privado sino un sistema de solidaridad nacional: el mecanismo que crearemos entre todos los espa?oles, cada cual en la medida que se lo permitan sus ingresos a lo largo de su vida, para cubrir las necesidades de todos los espa?oles.

- Una justicia al alcance de todos
Todos los espa?oles tienen derecho a acceder a una administraci?n de justicia que resuelva con equidad sus conflictos, procesos de los que, en muchas ocasiones, depende su futuro. Los espa?oles tienen la percepci?n, real por otra parte, de que existe una justicia distinta, en funci?n de las posibilidades de acceso, para pobres y ricos. Una justicia a la que se puede acceder m?s f?cilmente, con mayores ventajas y garant?as, si se tienen medios econ?micos suficientes que si no se tienen. Los espa?oles tienen, adem?s, la percepci?n, tambi?n real, de que la Administraci?n de Justicia en Espa?a no funciona. Que es lenta, ineficaz e incapaz de solventar los problemas penales y civiles que afectan a los ciudadanos, porque una justicia lenta es tanto como elevar a categor?a de norma la injusticia.
La Administraci?n de Justicia demanda en Espa?a una profunda reforma. Una reforma que tendr? su base en el incremento de los medios humanos, materiales y una mayor descentralizaci?n, as? como en una profunda revisi?n y reforma de los C?digos vigentes. Abogamos por una despolitizaci?n completa de la Justicia Espa?ola eliminando el control pol?tico, a trav?s de la intervenci?n en los mecanismos de designaci?n, del Consejo General del Poder Judicial, del Tribunal Constitucional o de la adscripci?n del Ministerio Fiscal al Ejecutivo. Rechazamos la existencia de Asociaciones profesionales que han sido constituidas para vulnerar la no vinculaci?n de los jueces a los partidos y poder actuar como correas de transmisi?n de los mismos. Ahora bien, para que el ciudadano pueda acceder a la Justicia en igualdad de condiciones ser? necesario establecer la gratuidad absoluta de la Justicia, permitiendo a cualquier espa?ol mantener un pleito, por largo y costoso que sea, hasta el final. L?gicamente, en contraprestaci?n, el Estado establecer? f?rmulas para evitar los litigios in?tiles incrementando las costas de castigo. Al mismo tiempo, se crear? y desarrollara un sistema de abogados de oficio con retribuciones equiparables a las de cualquier profesional.

- Una fiscalidad no confiscatoria y que permita la redistribuci?n de la riqueza.
El sistema fiscal espa?ol demanda una estabilizaci?n bajo los principios de no confiscaci?n y redistribuci?n de la riqueza. Es l?gico que los espa?oles contribuyan en funci?n de sus ingresos.

Entre las reformas que proponemos destacaremos:

...>Creaci?n de un impuesto de lujo especial que recaer? en la compra de los art?culos que reciban tal calificaci?n.
...>Establecimiento de una fiscalidad espec?fica para las grandes fortunas, entendiendo por tales, todas aquellas rentas superiores a los 400.000 Euros al a?o (actores, artistas, cantantes, deportistas, banqueros, financieros?)
...>Traslaci?n de los criterios de progresividad al Impuesto de Sociedades.
...>Simplificaci?n de la tributaci?n personal mediante la fijaci?n de unos tipos progresivos que graven, sin distinciones, la totalidad de las rentas anuales que por todos los conceptos pueda obtener un espa?ol.
...>Establecimiento de beneficios fiscales seg?n se recoge en diversos puntos de nuestro programa.
...>Control del gasto p?blico y reducci?n dr?stica de las partidas suntuarias y de propaganda.
...>Reducci?n y revisi?n de los salarios de los cargos p?blicos. Estableci?ndose normas espec?ficas y extrayendo de su control y decisi?n el volumen de los mismos.

- Seguridad

La libertad queda sistem?ticamente conculcada cuando los niveles de delincuencia de una sociedad llegan a afectar seriamente la vida diaria de las personas. En Espa?a esa libertad diaria y com?n se est? viendo claramente limitada por el incremento constante de los delitos. Durante el a?o 2002 el volumen de delitos cometidos y denunciados en Espa?a se situ? en cifras cercanas a los dos millones cuando hace tres d?cadas a duras penas si superaba los treinta y cinco mil. En muchos puntos de la geograf?a hispana los espa?oles han perdido la libertad de salir de sus domicilios y la inviolabilidad de los mismos se ha convertido en un simple derecho te?rico.

El ciudadano espa?ol tiene la impresi?n, real por otro lado, que el actual sistema jur?dico-penal brinda mayor protecci?n y amparo al delincuente que a las personas honestas.

El ciudadano espa?ol se siente cada vez m?s impotente ante el fen?meno de la inseguridad ciudadana, incrementado con la llegada masiva de inmigrantes. Adem?s, observa con inquietud el progresivo asentamiento de mafias hasta hace poco pr?cticamente desconocidas en Espa?a.

El Frente Espa?ol se hace eco de los sentimientos de la mayor parte de la poblaci?n espa?ola y se une a ella para exigir:

...>La reforma profunda del C?digo Penal, incrementando la ejemplaridad de las sanciones.
...>Establecimiento de una penalidad especial para los delitos de violaci?n y violencia dom?stica.
...>La reforma del sistema penitenciario espa?ol para evitar que quienes comenten delitos puedan estar en nuestras calles aprovechando los resquicios de la ley.
...>La restricci?n y mayor vigilancia a la hora de aplicar los denominados reg?menes abiertos.
...>El cumplimiento ?ntegro de las penas para delitos de especial gravedad, retirando para ellos el l?mite de treinta a?os.

-Ante el Terrorismo

El Frente Espa?ol condena sin paliativos las errante pol?tica antiterrorista seguida durante las ?ltimas d?cadas y propone una reforma total de la acci?n del Estado en este apartado.

...>Rechazamos cualquier tipo de negociaci?n y en consecuencia de pacto con los terroristas. El Estado s?lo puede aceptar la entrega sin condiciones.
...>Nos oponemos a la aplicaci?n de pol?ticas de reinserci?n con los terroristas.
...>Exigimos el cumplimiento ?ntegro de las condenas por el total de los a?os impuestos eliminando, en estos casos, el l?mite real de los treinta a?os de prisi?n.
...>Exigimos que se ponga fin a los tratos de favor, reg?menes especiales, condiciones espec?ficas que existen de hecho en las c?rceles espa?olas con respecto a los presos por delitos de terrorismo. Beneficios que se dan en la realidad en funci?n de negociaciones, tolerancia extrema o imposici?n.
...>Pedimos el constante resarcimiento moral y econ?mico de todas las v?ctimas del terrorismo.

?

COMENTARIO:

La Tabla de Derechos de los Espa?oles es bastante expl?cita, como para constituir un programa inicial a aplicar con rigor.

? La asistencia sanitaria ?ntegra, sin m?s esperas que las racionales es una exigencia a mantener, y que todos con los impuestos estamos obligados a mantener, para que su efectividad sea plena. Es de reconocer que Asistencia Sanitaria en Espa?a es buena, y de ello dan fe muchos no-espa?oles que recurren a ella para solucionar sus problemas. La continua actualizaci?n y mejora es una constante ineludible. La creaci?n o ampliaci?n de los Hospitales Comarcales en n?mero y calidad es una de esas mejoras.

?Las sustituciones de los m?dicos, enfermeros o ayudantes en baja debe ser una prioridad, y en aquellos lugares, donde la concentraci?n de personas en algunas ?pocas del a?o es notable, se debe incrementar las plantillas de forma apropiada, porque todos los profesionales necesitan descanso, pero los ciudadanos necesitan ser atendidos en cualquier ?poca del a?o.

Es muy importante el tema de la Educaci?n, de nuevo, aqu? es necesario matizar lo de la Ense?anza Obligatoria y gratuita. De acuerdo que hasta los diecis?is a?os, como marca la actual LOGSE, debe ser obligatoria, pero con distintos niveles de exigencia y con valoraci?n de las actitudes y aptitudes de los alumnos. No es lo mismo el alumno responsable y con capacidad, que el que se dedica a pasear por las aulas o romper el mobiliario. Mientras la Ense?anza P?blica no retome las caracter?sticas de disciplina, clasificaci?n y aprovechamiento, se seguir? en la pendiente demag?gica actual, que va impidiendo la recuperaci?n de los recuperables.

? Y algo muy importante: El que demuestre con su expediente acad?mico, que necesita volver a ser revalorizado, sin temor a las notas, que aprovecha el tiempo y los cursos, incluso las becas salario, para los padres debe ser, cuando sea necesario, una forma de premiar los esfuerzos.

? La vivienda: S?lo el control del suelo por los Municipios, debe impedir la especulaci?n que tanto le encarece. Tambi?n propongo, premiar a las Empresas que proporcionen viviendas a sus trabajadores, sobre todo, las que necesitan tener empleados que tienen que cambiar el lugar de residencia, por necesidades de funcionamiento.

? La peque?a y mediana empresa, que es la que a la hora de la realidad, proporciona mas empleo, debe ser favorecida con bajos impuestos e incluso eliminaci?n de algunos.

? Seguridad: Este tema, como hemos incidido muchas veces, es de vital importancia, y los que hemos sufrido recientemente la inseguridad en la calle, nos damos cuenta a?n m?s, si cave. La reforma profunda del C?digo Penal, como se propone, no es nada balad?. ESPA?A tiene que dejar de ser un para?so para el delincuente, incluso for?neo. La polic?a suele actuar con eficacia, los que fallan son los sistemas penitenciarios y judiciales. No es posible que un delincuente habitual no tenga lugar o forma de ser retirado de las calles, incluso a veces, a pesar de asesinar a sus v?ctimas.

? Los terroristas y asesinos, violadores y delincuentes sin remedio, deber?an saber, que una vez encarcelados, a no ser que demuestren un efectivo arrepentimiento vigilado y demostrado, se pudrir?n en sus c?rceles, trabajando para ganarse el sustento y la satisfacci?n de sus v?ctimas o familiares. Las c?rceles deben de dejar de ser Residencias y volver a ser c?rceles.?Qu? no es poco!.

?ARRIBA ESPA?A1?POR EL FRENTE ESPA?OL1


Publicado por Lanzas @ 13:24  | DOCTRINALES
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios